jueves, 20 de diciembre de 2007

LA NÓMINA DE MI PADRE


La nómina de mi padre (Extracto de un artículo de Forges en El País. Todos sospechamos datos así, pero él los pone negro sobre blanco)

'La nómina de mi padre en diciembre de 1979 era de 38.000 pesetas. Él trabajaba como peón en una obra. En ese mismo momento le ofrecieron comprar una casa. Le pedían un total de 500.000 pesetas por ella. Decidió no arriesgar y continuar viviendo en régimen de alquiler, en unas condiciones muy buenas. Se trataba de una casa modesta pero muy bien ubicada, en pleno centro de un pueblo cercano a Barcelona. A los pocos meses mi padre y mi madre compraron un terreno en otro pueblo de la misma provincia y en menos de cinco años de esfuerzo ya habían levantado y pagado una vivienda de 120m2. Han pasado 27 años. En 2006 y en el mismo pueblo donde viven, un piso modesto de 75m2 a las afueras no se encuentra por menos de 35 millones de pesetas, y estoy siendo muy generoso. En el año 1979 el coste de un piso era del orden de 14 mensualidades de un peón de obra 38.000 pts/mes x 14 meses = 532.000pts. El sueldo en 2006 de un universitario recién titulado en ingeniería informática sin experiencia profesional no llega a las 200.000 pesetas mensuales. En el año 2006 una vivienda modesta cuesta 175 mensualidades (14 anualidades!!!!) de un ingeniero informático.Los jóvenes de hoy necesitan cobrar 2,5 millones de pesetas mensuales para estar en igualdad de condiciones con sus padres que compraron una vivienda a principios de los años 80.

2 comentarios:

El Conde de MonteCristo dijo...

Tenía constancia del texto de Forges porque llegó a mi correo hace poco. Ahora que lo veo publicado aquí se me vuelven a revolver las tripas. Nos tienen engañados con la supuesta sociedad del bienestar, que estamos mejor que generaciones anteriores y demás milongas. Y todo es una puta mentira. No me extiendo más para no hacer mi comentario interminable ni parecer panfletario.

(Llevo leída la mitad de "La radio encendida". No quiero parecer pesado pero me gustaría comentarte unas cosas si fueras tan amable de facilitarme una dirección de correo electrónico. Si lo consideras te dejo la de mi blog y después ya te respondería con la mía particular, gracias.)
blogelcondedemontecristo@gmail.com

PD:te aviso, soy de esos que acosan a los famosos y que merodean por sus mansiones y husmean en su basura (no en la de tu ex-grupo). Mi última víctima fue Paul McCartney.

tresbaquetas dijo...

Rober, nada nuevo. Leí hace unos tres años un estudio de una cátedra de sociología (no recuerdo si era UPV), en la que se concluía que la generación de nuestros hijos será la primera que no mejore sus condiciones de vida en cientos de años con respecto a la anterior. Cierto es también que nuestra generación en general y en este país gozamos de unas condiciones que desearía mucha más de la mitad de la población mundial. Aunque también no es menos cierto que el liberalismo salvaje que impera deteriora tanto a los que vivimos bien como a los que viven mal. Quizás la exigencia fuera el igualar a todos por arriba, homogeneizar a todos con un reparto más justo, aunque esto acarree la pérdida de algunas cosas (para nada primordiales). Una idea imposible y para algunos rojo, o ñoño, pero.... las cuentas no salen con otro planteamiento.

TRESBAQUETAS