sábado, 1 de marzo de 2008

UNAI EXPÓSITOREN ALDE

Benetan beharrezkoa al da horrela aritzea? Nere azkenengo sarreran Zornotzako partiduaren berri ematen nuen, alde batetik Jonas gaztearen lehenengo taldearekin izandako agerpenaren berri emateko eta bestetik, nere lagunmina den Jose Muniain-i keinu bat egiteko, berak Pistburgetik nere blogean askotan sartzen delako (beste Muniain bat lehedabiziz Athleticen elastikoa jazten zuelako). Baina partidu horretan beste gauza aipagarri bat gertatu zen eta horrek amorrarazten nau: Unai Expósito ez zegoen konbokatuta, normalean jokatzen ez duten guztiak bildu zituen konbokatoria batetan. Zer dela eta? "Vasco" Agirre eta Javier Clementerekin titularra garbia zena, Racingen kontrako kopako partiduan zelairatua izan zena, orain ez al du merezi ez eta Amorebieta tankerako taldearen kontrako norgehiagoka batetan ateratzeko eskubiderik?. Ba dirudi lehen mailako atzelari ugari daukagula baina egiazko orduan talderik goleatuenetarikoa da Athletic.
Bai, ez dut ukatuko arrazoi pertsonalak ere direla nereak (bere osabaren lagun mina nuen), baina edozein kasuan ulertezina da horrelako mezpresua.

Unai fue finalista de copa con el Osasuna (donde era titular imprescindible), entonces le llamaban para la Selección de Euskadi, quizá porque quedaba muy bien convocar a un jugador de un equipo navarro. La temporada pasada toda la prensa especializada coincidía en considerarle un jugador de gran regularidad. hace solo unas semanas era alineado contra el Racing, en partido de Copa. Ahora no le llaman ni para un amistoso contra el Amorebieta y eso ocurre en un equipo que parece tener muchos buenos defensas pero encaja goles a porrillo

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde Plasencia y con honor GORA OSASUNA....es una pena que a veces jugadores buenos caigan en equipos que debido a su restructuracion no cuenten para el entrenador de turno,cortandole asi las alas del crecimiento como jugador ( y persona)

Valen Jose

ROBERTO MOSO dijo...

GORA!Si, la verdad es que la carrera de un futbolista es corta y llena de obstáculos. Si no eres indiscutible (pocos los son) estás al albur del entrenador de turno, las lesiones y las fobias de la afición/prensa. Yo creo que Unai cometió tambien el error de ser demasiado humilde. No se puede decir en público "yo siempre doy un seis". Otros ni siquiera lo dan, pero nunca lo reconocen.