miércoles, 4 de junio de 2008

EL MUERTO VIVO



De los 90 grupos que hace algunas fechas pasaron por el multitudinario "Viña Rock" (Villarobledo, Albacete) ninguno logró una actuación tan emocionante, vibrante ni histórica como la de Pedro Calaf Pubil: Peret . Pocas fechas antes pasaba por el médico. Una revisión. "Estás muy mal", le dijo el doctor mirando la radiografía. "Bueno, así por lo menos sé de qué me voy a morir", respondió él con sorna.

"Éste también es mi público", dijo el intérprete al acabar su actuación
El artista habla sin dramatismos del enfisema pulmonar que le ha tenido apartado de la música varios años. Ahora está bien. Hace conciertos esporádicos y, aunque admite que en ocasiones se cansa, su aspecto es bueno. "Los gitanos tenemos una esperanza de vida de 60 años y yo acabo de cumplir 73... Eso que llevo ganado". Lo decía en el camerino del festival. A las 3.30 de la madrugada, con un elegante traje negro, pañuelo rojo en la solapa y zapatillas de deporte, Peret se puso delante de los 70.000 asistentes de este año del Viña Rock. Y se los metió en el bolsillo. Aquí podemos verle en lanoche de "autos", arropado por otros músicos parcicipantes, interpretando ese genial himno a la vida. Grande, grandísimo PERET. Este BLOG se rinde ante tí.

4 comentarios:

Dani dijo...

Es curioso lo que pasa con artistas como Peret: te pasas años y años haciendo el gilipollas con sus canciones, que te acabas aprendiendo; y del cariño pasas al respeto.

ROBERTO MOSO dijo...

Y del rspeto al disfrute... Por desgracia yo empecé conociendo su faceta más decadente (El Borriquito, Menea en Pandero...) y tardé años en descubrir al primer Peret (La Noche de Hawaiano, El gitano Antón, Lo Mato...) que es fabuloso... El Muerto vivo tambien es de esa época...

iturri dijo...

Hola:

Lo que son los prejuicios: aunque soy algo más joven que el señor Moso, a mí me pasaba lo mismo. Me parecía folklórico lo que hacía Peret.

De repente, hace algunos años, descubrí el disco de homenaje que le hicieron varios rockeros. Entre ellos estaba Fermin, por ejemplo, pero no sólo él. Y descubrí a un músico que es eso, un pedazo músico con todas sus contradicciones como persona.

Tengo una amiga de Mataró, Maria, que también lo aprecia un montón.

En fin... buen homenaje, Roberto.

ROBERTO MOSO dijo...

Antes de aquel homenaje conjunto de varios músicos hubo otra versión sorprendente: Flaco Jimenez hizo una revisión "Tex-Mex" de "Una Lágrima cayó en la Arena"