sábado, 13 de diciembre de 2008

GUITAR PLAYER BLUES


Querida guitarra eléctrica: vaya por delante mi reconocimiento a tu largo y fructífero periplo. Convertiste al blues rural en rythm&blues, protagonizaste los primeros pasos del rock&roll al que dotaste de punch, decibelios y estilo propio, acompañabas en las fotos a Chuck Berry, Elvis Presley, Marc Bolan o -como no- Jimi Hendrix.
Odiada como ningún otro instrumento por los guitarristas clásicos, supiste ser latina, celta, africana y lo que te echaran. Marcaste, qué duda cabe, un antes y un después. Moderno era el que disfrutaba contigo. Los que no te soportaban, quedaban definitivamente out. Te amé con locura en manos de Santana, Ritchie Blackmore, Wilko Johnson, Steve Jones y tantos otros, pero llegó un momento en que empezaste a sobrar.
Legiones de pelmas de todo el mundo decidieron explicar al mundo sus vacíos mentales en forma de interminables caracoleos hipertrillados. Ya no engañabas a nadie. Por no hablar de quienes decidieron convertirte en pura distorsión acelerada, sorprendente al principio, aburrido y repe hasta la nausea después. Hace mucho que no ofreces nada realmente nuevo. Tus recursos se han agotado y eres símbolo de una cultura a preservar, totem de la era cuaternaria, ruido molesto evitado por tecnos , rappers y unpluggeds. Pero no me llores. Al fin y al cabo tú y tu primo el bajo eléctrico seguís ahí, agazapados en el fondo de los Radioheads y Coldplays de turno y conseguís pasar aún por modernos. Auquellos sintetizadores y melotrones que pretendían comeros la tostada duermen en el "garbigune". Lo más gracioso del caso es que ahora incluso no necesitas ni "existir" para estar ahí: "air guitars" y "guitar heros" protagonizan enormes eventos donde simplemente se simula que te tocan.
Te contaré un viejo chiste de músicos. Un guitarrista va al infierno y se presenta gimoteante al diablo:
-Señor Satanás, no sé qué hacer aquí.
-No te preocupes amigo. Esto no es tan malo. Mira, sube a ese escenario y podrás tocar con esa banda de lujo. Ahí tienes: Janis Joplin, John Bonham, y Sid Vicious.
El músico sube a escena y se enrolla en una jam. Pasado un buen rato se acerca al bajista y le pregunta al oÌdo: ¿Cuando llega el punteo?
Vicious con ojos inyectados en sangre le hace comprender su castigo:
-¡Nunca! (carcajada diabólica)

14 comentarios:

habie dijo...

vale, pobres desgraciados de las seis cuerdas tanto tiempo arañando acordes para no tener ni un minuto de gloria, vivan las canciones de dos minutos, pero reconozcamos que santana era un auténtico chamán de los guateques.
viva el r'n'r.

El Conde de MonteCristo dijo...

Van a pensar que queremos protagonizar la secuela de Brokeback Mountain pero muy bueno el texto. La guitarra siempre estará ahí, han intentado arrinconarla en el desván varias veces pero siempre vuelve.

Por poner un ejemplo de los que han sacado lo mejor de una guitarra, el autor de la canción y el que la versionea:

Steve Ray Vaughan-Voodoo Chile

Alfonso dijo...

Cuál es la virtud de la guitarra? Que con ella puedes llevar ritmo, armonía y melodía a todas partes. Con pasarla por un ampli qué se consigue? que se puede oir aunque esté rodeada de muchos decibelios, como una banda o una batería. Como instrumento es el más ágil que hay: puede estar atrás, acompañando, y en primera línea, en el momento y lugar que desee. Hoy por hoy es imbatible. Pero es un instrumento. Muy bonito, muy sexy (connotaciones eróticas a saco), un objeto de culto, un icono de una era… pero un instrumento. Una herramienta. Algo que sirve para crear sonidos, y también respetar silencios. Si la música que se hace con ella no transmite nada, aún nos queda su sonido, pero no siempre es suficiente. No se puede echar la culpa de un libro malo a la máquina con que fue escrito, no? Pues eso.

Roberto Moso dijo...

Al conde le entiendo, a los Julios os veo un tanto crípticos. O quizá sea que el mensaje del comentario tampoco esté claro. A mí Santana, sobre todo al principio me ponía muchísmo.Y la verdad es que el sonido de un buen guitarrazo me enchufa como nada.

Alfonso dijo...

Pues lo mio, desencriptao viene a decir que la guitarra eléstrica no tiene la culpa de ná, que mola un mazo y que si a veces es un tostón es porque hay mucho pajero por ahí (por lo de las connotaciones eróticas, será). Hay otros instrumentos, como el piano (pero abulta mucho), el acordeón (pesa un huevo), el ukelele… para dar la matraca, pero ninguno mejor que la witarra.

Alfonso dijo...

Y como juego tampoco tiene rival, quizás tener una ametralladora sea más divertido, pero por ahí le anda… Lo cierto es que existe una similitud entre ciertas maneras de tocar y manejar una metralleta… madre mía, no será un instrumento del diablo y Jimi Hendrix su profeta?

http://www.youtube.com/watch?v=vNtcXx89Quc&feature=channel_page

Alfonso dijo...

Gracias al link del Conde he llegado a este video, para mi gusto precioso, en el que se aparecen las dos encarnaciones conocidas del diablo en forma de guitarrista:

http://www.youtube.com/watch?v=UdYRzH10L2M

Ioannes Xabier dijo...

Hola Roberto.
No se si has visto :

Martin Scorsese presenta the Blues - The Soul of a Man


Hay versión subtitulada.

Documental. Musical / SINOPSIS: En The Soul of a Man el director Wim Wenders nos muestra la tensión dramática entre lo sagrado y lo profano dentro del mundo del Blues, explorando la música y las vidas de tres de sus artistas preferidos: Skip James, Blind Willie Johnson y J.B. Lenoir. La película, en parte histórica en parte búsqueda personal, nos enseña cómo fueron estas vidas dedicadas a la música, al blues y al jazz, a través de una extensa ficción, de escenas de la vida actual a modo de documental y de canciones de músicos contemporáneos como Shemekia Copeland, Alvin Youngblood Hart, Garland Jeffreys, Chris Thomas King, Cassandra Wilson, Nick Cave, Los Lobos, Eagle Eye Cherry, Vernon Reid, James "Blood" Ulmer, Lou Reed, Bonnie Raitt, Marc Ribot, The Jon Spencer Blues Explosion, Lucinda Williams y T-Bone Burnett.

Producida por Martin Scorsese, "The Blues" es una serie de personales películas dirigidas por algunos de los directores más importantes de los últimos tiempos, que capturan la esencia de la música blues, mostrando su influencia y su historia, desde sus raíces africanas a su papel inspirador de la música actual, desde el rhythm & blues o el country al rock & roll y el hip-hop.

Javier dijo...

Y lo complicado que es tocar ese instrumento bien, hay que tener una especie de sexto sentido o algo creo yo.

pintxo dijo...

yo creo que tocar la guitarra es romperla, pegarle fuego y que haga un ruido infernal o que saque balas. De momento nadie ha quemado un saxo. Los pianos ya los han quemado, pero no había huevos a levantarlos

http://es.youtube.com/watch?v=8AZb9_1sDms

viva el tubo

Roberto Moso dijo...

Si señor. Hay una raya evidente: A un lado están los que se emocionan con esas escenas, al otro los que no. Estos sobran. je je je

juan dijo...

A mi no me sobra nadie, la mediocridad es la base de lo sublime, lo malo el contrapunto de lo mejor, son necesarios millones de aprendices para que salga un buen maestro y todo tiene su lado bueno. No nos quites la ilusion a los discipulos de poder llegar a ser mejores...
http://www.youtube.com/watch?v=QV1eBdllZng

Roberto Moso dijo...

Hola Juan. Gracias por presentarme a ese crack. No lo conocía y realmente hay mucha garra y mucho soul en ese video. Prometo investigar. No se qué es exactamente lo que puede desilusionar en lo que digo pero, por supuesto, que no te desilusione nadie, y mucho menos este peazo de capullo que firma el blog.

Alfonso dijo...

coño, la versión made in Japan del Muchachito Bombo INFERNO!