jueves, 13 de agosto de 2009

HISTORIA DE AMOR Y MUERTE




Sir Edward Downes, de 85 años, estaba considerado "uno de los mejores directores de orquesta británicos de la posguerra", especialista en Verdi y música rusa, mientras que lady Joan Downes fue una reputada bailarina, productora y coreógrafa. Director emérito de la Orquesta Filarmónica de la BBC, Downes fue nombrado caballero por la reina Isabel II en 1991. Tras décadas de un matrimonio estable, los problemas de salud empañaron la dicha familiar. Downes "estaba prácticamente ciego y sordo", según declararon sus hijos en un documento emitido por la cadena BBC. Más delicado aún era el estado de salud de lady Downes, que padecía un cáncer terminal.
Ocurría a mediados del pasado mes de julio. El matrimonio decidía suicidarse y recurría a los servicios de Dignitas, asociación con base en Zúrich dirigida por el abogado y activista Ludwig Minelli. La legislación suiza no persigue la asistencia al suicidio "siempre que no medien móviles egoístas" tal como reza el artículo del Código Penal que hace posible dicha práctica.
La noticia causaba una gran conmoción en el Reino Unido, donde esta práctica está prohibida por la ley.
Esa tierna foto datada en 1967, aparecía en muchos periódicos junto a la impactante información.

11 comentarios:

El gramático pardo dijo...

Me alegro de haber encontrado tu blog.
Te linkeo y enhorabuena.

Roberto Moso dijo...

Bienvenido y gracias por el link!

susana dijo...

Un inteligente suicidio.

Roberto Moso dijo...

Eso parece, pero igual no es oro todo lo que reluce. En cualquier caso me alegro sinceramente de leerte.

CAMIO dijo...

El suicidio no tiene que ver con la inteligencia, mas bien con un agonico sentimiento de vacio que se va sembnrando dia a dia gracias a acontecimientos que van rompiendo , y en un momento dejas la mente en blanco y desapareces

habie dijo...

me gustaría conocer el trasfondo de esa ley tan "humanitaria" porque los suizos no dan puntada sin hilo

Roberto Moso dijo...

Pues eso. Ellos siempre tan dispuestos a encargarse de lo que "nos sobra" y tal. A mi de todas formas me parece una historia muy interesante

CAMIO dijo...

En mi post anterior halaba del suicidio, no de la eutanasia.
Si algo tengo claro es morir con dignidad, de forma rapida y sin sentir el deteriror extremo de mi cuerpo. Y crerme que de esto veo todos los dias personas esperando que la muerte se les lleve. Creo que la moral nos roba unamuerte digna que acabe con el sufrimiento y haga que el desenlace nos libere
Vivo con la muerte y veo su cara todos los dias

Roberto Moso dijo...

Lo se, Iñaki. Me pregunto si eso te cambia la vida...

susana dijo...

Camio, la inteligencia se valora poco en esta situación, pero te lleva a hacer lo que sabes que quieres hacer, la moral que roba una muerte digna a veces es cobardía.

CAMIO dijo...

Todavia estoy asimilando los cambios, ves la vida de otra manera, nada es igual ahora.
Susana estoy de acuerdo, la muerte digna y asumida por uno mismo ante una situacion x deberia ser de libre opcion.