viernes, 2 de octubre de 2009

"STILL CRAZY" LLORAR EN EL CINE



Me llevó mi amigo Bruno, "Tú hazme caso y ven". Me tiene tan calao que a veces me asusta. No tenía ni puta idea de lo que iba a ver. Estábamos en el cine cuatro pelaos. Me encontré de pronto con una buena película británica en la que un grupo de rock de la era Glam/progresivo (principios de los setenta) decide recobrar la vida.
La primera parte es el reclutamiento de los miembros, que sirve para irnos presentando a los personajes. Personalidades contrapuestas que han tratado en vano de adaptarse a trabajos "normales" o vivir de algún braguetazo. Seres erráticos que ,en el fondo, van comprendiendo que aquello del grupo no fue una aventura juvenil sino su explendor vital. Una especie de "Blues Brothers" a la inglesa pero sin apenas números musicales.
Bien, me encontraba ante una casi-comedia británica (mis favoritas) con tintes rockeros bien trazados. Se desarrollaba con ritmo y mantenía el suspense. ¿Que mas se puede pedir?.
Pero pronto empìeza a dibujarse una sombra. Resulta que el genio, el loco, el compositor, el verdadero alma de la banda...estaba muerto. O eso creían, porque de pronto, una sospecha se convierte en esperanza y finalmente en pista... el lider reaparece medio volado en un sanatorio mental y el actor que eligen y las pintas que le ponen me recuerdan poderosamente a un viejo amigo, que -este sí- se fue.
De pronto me veo invadido por una fuerza poderosa que me va tomando el estómago, el pecho, la garganta y que finalmente me obliga a llorar como un gilipollas en medio de la sala. Un comportamiento que había observado muchas veces en mis cercanías, pero que nunca había comprendido muy bien (¿Llorar por una película? no me jodas).No sabría explicar con exactitud por qué ocurre y a la vez es fácil de suponer. Lloro por él, lloro por mí, lloro por el tiempo que arrasa, por la vida que se escapa...es un llanto incontenible que trato de reprimir inutilmente.
Ahora tengo en casa el DVD y desde luego, se lo recomiendo a cualquiera que haya sentido interés por este tipo de cosas.
Diré tambien, que hace bien poco he visto "La Radio Encubierta", comparable en varios aspectos. Si te gusta la música de los sesenta, te la recomiendo, aunque la trama es demasiado maniquea y en ocasiones roza el cine infantil.
Algunos datos sobre "Still Crazy"

Director: Brian Gibson
Actores: Stephen Rea, Billy Connolly, Bill Nighy, Jimmy Nail, Timothy Spall, Juliet Aubrey
Reino Unido
01/01/1998 ,1 hora 35 minutos

6 comentarios:

CAMIO dijo...

Me suena la peli, creo que la vi en la dos de tve.
El llanto libera querido amigo

El tío Goyo dijo...

La pillaré eskerrik asko again

El Conde de MonteCristo dijo...

Yo cuando la vi (en DVD) no me provocó de tal manera, me pareció una comedia sobre un tema que me atraía pero el resultado final sin ser malo me decepcionó un poco. Quizá porque esperaba más de ella.
En cualquier caso, otra vez la dichosa e-mo-ti-vi-dad.
Este blog lo tienes que rebautizar como "Zaramatimes o la emotividad de su autor".

Bruno Pekín dijo...

Fue todo tal y como lo cuenta el Zaramatimes. Doy fe. Yo estaba allí. En el cine todavía están achicando agua. La peli, cojonuda.

eccemomo dijo...

Se puede llorar con culaquier cosa, pero el cine está hecho expresamente para llorar. ¿o creias que la sala es oscura para que se vea bien la película?

levmishkin dijo...

una gran entrada.
Como dicen en Leolo, más o menos, es bueno darse cuenta con un amor, con un libro, con una película, con lo que sea, cada uno tiene lo suyo, que la vida es demasiado grande para poder abarcarla. Por eso nos pesa el tiempo, por eso nos emocionamos cuando nos damos cuenta de lo grande, maravilloso, y terrible, que es vivir.
Lo contrario es una existencia mezquina.
Un abrazo.