lunes, 9 de noviembre de 2009

REENCARNACIÓN


El minúsculo animalito acaba de salir del huevo. Lo acoge en el mundo un entorno cálido, fragante, blando, nutritivo. Una serie de comportamientos adquiridos durante generaciones desde el principio de los tiempos le dictan cómo debe actuar. El nuevo ser es ajeno a las leyes de su existencia, no sabe que es el producto de una nueva reencarnación. Si lo supiera, sería consciente de que en tiempos remotos fue pájaro, vaca, león, geranio y cucaracha y que justo antes de ser gusano fue un ser humano y no cualquier ser humano sino precisamente ese que ahora se está merendando...

8 comentarios:

El Conde de MonteCristo dijo...

"Comeos los unos a los otros como yo os he comido" diría algo así el jefe de todos los gusanos. Me reconforta pensar que los gusanos que me comerán,han sido antes humanos. Qué mejor sentido de la vida que su ciclo sea así de completo y organizado.

(No te diré que me ha gustado porque no quiero acabar en un cine metiéndote mano de forma supernatural)

CAMIO dijo...

Has estado en el tibet ultimamente?

Roberto Moso dijo...

Conde: ¿para buscarme el gusano?
Camio: No, ya quisiera. Lo medité mirando una bolsa de gusanitos... ji ji ji.

Juli Gan dijo...

Todo es un ciclo. El gusano fue antes parte de otra cosa, y ahora, alguien lo meterá en una botella con tequila. Jajajaja.

Helua dijo...

porfa.. dejad los gusanos.. aaagggg

Roberto Moso dijo...

Venga, la última: "Lo que se han de comer los gusanos, que lo disfruten los humanos"

El Conde de MonteCristo dijo...

Nada de buscarte el gusano tonto, entre nosotros nos decimos buscarte el pene, así espontáneamente y con total naturalidad.

Roberto Moso dijo...

BETI PENE TAN...