viernes, 19 de marzo de 2010

CAÑIZARES:"NO PREOCUPAN LAS ACUSACIONES DE PEDERASTIA"

A mi, afortunadamente, nunca me metió mano un cura. De hecho he de reconocer que los que acompañaron mi educación resultaron ser tipos majetes y preocupados por nuestra formación. Sin embargo, mira por donde, ya mayorcito un cardenal me toca los cojones:  
EFE - Ávila - 19/03/2010
El cardenal Antonio Cañizares opina que las noticias en torno a los abusos sexuales a menores protagonizados por religiosos de la Iglesia católica en Alemania, son "ataques" que pretenden que "no se hable de Dios, sino de otras cosas". La proliferación de estas denuncias, dijo, "no preocupa excesivamente" a la Iglesia, "porque nosotros estamos asentados sobre la cruz de Jesucristo, que siempre es salvación y victoria (...), es la esperanza de un amor que está por encima de todo".
Cañizares, primer doctor Honoris Causa de la Universidad Católica de Ávila, que él mismo fundó en 1996, ha comentado que desde Roma esas noticias "se ven desde la fe". "Decir desde la fe es decir que la Iglesia, el Papa... nadie se va a arredrar, ni se va a echar atrás en lo fundamental: el anuncio del Evangelio de Jesucristo"; desde su punto de vista, "esto es una llamada a que la Iglesia sea cada día más santa en todos sus miembros".

8 comentarios:

monstruobot dijo...

Vampiros y gays:

No te dejes engañar, sal de esa oscuridad
y ven a la luz, la de mi altar.
Esos te hablan de cambiar, perseguir la libertad,
la esclavitud es la verdad.

Sé un buen hijo del señor,
dale puerta a la razón y con ella al diablo.
Anda y tápate el culo con esta cabeza de ajo.
Son como los vampiros y los gays.

Vamos juntos a rezar, eso sí puede ayudar,
nuestra virtud es celestial.
Si quieres felicidad la ignorancia guiará
tu alma a la luz, te llenará.

Sé un buen hijo del señor,
dale puerta a la razón y con ella al diablo.
Anda y tápate el culo con esta cabeza de ajo.
Son como los vampiros y los gays.

El Conde de MonteCristo dijo...

Yo también estudié con curas y no me tocaron mis partes. La mayoría eran majos y sólo unos pocos eran unos amargaos. Por qué desde la Santa Madre Iglesia no los censuran públicamente y de forma radical? Lo mismo hacen los partidos políticos cuando uno de los suyos es acusado por algún delito. Si les corriésemos a gorrazos cada vez que saliesen a la calle otro gallo cantaría.

No es por dar ideas, pero en Corea del Norte han ejecutado al ex director de Finanzas del Partido de los Trabajadores por sus errores en la gestión de la reforma monetaria...

Tx. dijo...

A mí también me tocó los ovarios el arzobispo de Granada con sus declaraciones sobre el aborto y la violencia contra las mujeres.
Yo también tuve suerte en mi relación con el clero. Estudié en un colegio de monjas afines a la teología de la liberación y los curas de mi barrio eran "rojos". Ahora son del Opus. Hace poco, en el proceso de apostatar, tuve que hablar con uno de ellos. Logré aguantar la risa por educada que es una.
Motivos para rechazar a la iglesia hay muchos, pero el más grave la pederastia, respaldada y ocultada por la iglesia.
Salud!

levmishkin dijo...

Nunca fuí a un colegio de curas, aunque en mi curriculum aparece el puesto de monaguillo. Yo nunca tuve problemas, que supongo que es lo normal.
Lo que no es normal es que den amparo a pederastas y que tengan una justicia paralela que obstaculiza a la civil.

susana dijo...

"Lo más bajo" no les preocupa, ellos siempre en las Alturas.
Hoy es noticia una obispo lesbiana, lo acabo de ver, es noticia porque los obispos son todos heterosexuales???

nineuk dijo...

EN TODO CASO ELLOS PROMETEN NO JODER. ASÍ QUE NO JODAN...

fernando dijo...

Amen Roberto. Que no jodan y que se jodan. Que siempre estan tocandonos la entrepierna.

Orlok dijo...

Pues yo sí conocí a un hermano menesiano (¿se puede decir la compañia aquí?) que en un menor grado intentó abusar de una cría, y que de hecho se tomaron ''algunas'' medidas, basicamente llevárselo lejos. Pero bueno, yo creo que el caso grave es la respuesta de la Iglesia, ya que los hechos de pederastia desgraciadamente existen, han existido... Son tema aparte, aunque ensucien a una pequeña parte del clero. La cosa es qué hacer frente a ello, y en este caso me refiero a qué hace la Iglesia con sus manchas sobre la mesa: ¿limpiarlas o poner un jarrón encima? Desgraciadamente en el vaticano parece que se tira más hacia lo segundo. Viven en la mística de los cielos y no parecen no querer saber nada de este mundo, pero sí se preocupan por su institución y empresa en la tierra, por su dinero, su poder y sus fieles. Grandes contradicciones.