miércoles, 17 de marzo de 2010

PURÉ DE ÉXITOS

Con 25 canciones que llegaron al número 1 en las listas de éxitos de los States, un DJ se monta un "mashup" (puré) y los convierte en un solo tema-videoclip. El invento me asombra. Logra algo tan coherente en tantos aspectos que bien pudiera pensarse que las canciones de éxito son actualmente muy similares entre sí. Algo parecidor ocurre con la estética de los artistas. En cualquier caso merece la pena verlo-escucharlo. ¿Estamos en la era del puré?

15 comentarios:

Juli Gan dijo...

¡Es verdad! Suena todo igual. Pero yo no sé si es obra del artista mezclador o de la falta de originalidad y de la unformidad de la música que nos quieren hacer consumir (porque es de consumo animal). Hasta la estética de los videoclips es homogénea.

johnele dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Juli Gan, y añado: De críos nos hacían puré de todo lo que no nos gustaba, verduras, habas... Pues con está "música" me pasa que ni en puré me la puedo tragar. Menos mal que los viejos punk-rockeros vuelven a la carga...

Alfonso dijo...

La música está requeteestudiada como producto. No hay más que ver la difusión que alcanza y la omnipresencia de reproductores públicos y privados para hacernos una pequeña idea de las montañas de dinero que mueve. Creo recordar que la exportación de música pop, en discos, giras, derechos, etc está entre las mayores fuentes de divisas del Reino Unido. Supongo que en EEUU no le irá a la zaga. Con esas premisas y viendo que somos estudiados en nuestros hábitos de consumo como ratas de laboratorio, no podemos esperar que la industria del chundachunda se quede con los brazos cruzados.
Yo solo conozco algunos fundamentos muy básicos de los que se aplican para buscar la comercialidad, adelanto aquí uno que me ha contado algún DJ que conozco: los temas funcionan mejor cuando su tasa de bpm (beats per minute) es igual división de las pulsaciones cardiacas de quien la está oyendo, moviéndose las canciones más comerciales entre los 120-140 bpm.
Os habéis dado cuenta de que hay temas electrónicos que tienen un bombo de fondo y prácticamente nada más?

Bruno Pekín dijo...

Buenísimo. La canción ésta de los blakaipís me parece positiva, energética y vitamínica desde la primera vez que la oí. Lo cual ya me ha sumergido en agrias discusiones en más de una ocasión, pero...¿qué se le va a hacer?. Quien haya manejado sonido e imágenes para llegar a este "puré" es -además de un tío ,muy, pero que muy pacienzoso para lograr ese zurcido final- un puto genio. Comemos mucho más puré del que creemos. Y no sienta tan mal.

Fran dijo...

¿y este tiene que pagar las SGA de USA?,que ruina...

habie dijo...

pues a mi esto no parece otra cosa que un puré en el que efectivamente se pone todo lo que no nos gusta y así nos lo tragamos con un simplem cambio de textura, en esta línea de hacer música con remezclas de vídeos me parece mucho más interesante el trabajo de kutiman, echadle un vistazo y me decís, tiene además de creatividad un trabajo muy fino y extenso

http://thru-you.com/#/videos/

nekondo dijo...

"...Creo recordar que la exportación de música pop, en discos, giras, derechos, etc está entre las mayores fuentes de divisas del Reino Unido. Supongo que en EEUU no le irá a la zaga."

Pues sí, de hecho... ¿no eran los ABBA la segunda o tercera fuente de divisas sueca, detrás de Ikea, o el tetrabrik, o la SAAB, o algo por el estilo?

Alfonso dijo...

A mí también me gusta la de los Blakeipís, Bruno. Eso se cura?

Bruno Pekín dijo...

Ay, Alfonso: lamento comunicarte que para esto no se conoce cura. Tan solo nos queda rezar y confiar en que nuestra enfermedad no avance hacia escenarios mucho peores: como el regetón, los Green Day o la versión sinfónica de los éxitos de Itoiz. Si llega ese día, tendremos que empezar a hablar de eutanasia.

Alfonso dijo...

XD. Vitriolo

Bruno Pekín dijo...

A mi cuenta. Yo invito.

nineuk dijo...

Hay que reconocerlo: "I've Got A Feelin" es un temazo. Lo único que no entiende mi hija teenager es lo de "hay que reconocerlo"

levmishkin dijo...

¿qué importancia tienen los técnicos de sonido en la música de hoy en día?
¿consiguen los autores imponerse a los criterios del técnico del estudio?

De todos modos es algo que viene de lejos ¿cual era la película donde salía David Bowie, como extraterrestre, viendo un montón de canales de TV a la vez?
La confluencia y asimilación es una característica de la posmodernidad, lo que no sé es si es pertinente adjetivos como "bueno" o "malo".

nineuk dijo...

¿Y por qué pensar que el técnico no forma parte de la creación? . las hay (cada vez más) que surgen del trabajo exclusivo de alguien que sabe mezclar, programar, combinar sonidos pregrabados... es una forma de creación tan válida como el quye lo hace con los colores de una paleta para hacer un cuadro y por supuesto, te puede parecer bueno o malo (lo cual suele ser subjetivo)

levmishkin dijo...

el problema del técnico de sonido, que veo al menos, es la estandarización del sonido, si trabaja con grupos diferentes.
hace unos años se quejaba un director de orquesta que las nuevas tecnologías estaban consiguiendo que todas las orquestas del mundo sonaran igual, daba igual quien estuviera detrás (músicos y director)