viernes, 3 de octubre de 2014

VELOCIDAD



Amaba la velocidad, la sensación de que el mundo iba quedando atrás a toda pastilla. Aceleraba, aceleraba a grandes impulsos hasta que era incapaz de distinguir lo que había ante sus ojos. Corría y corría hasta la extenuación sintiendo que la libertad invadía todos sus sentidos hasta emborracharse de ella.
Cuando ya no podía más, bajaba de la rueda y se dedicaba de nuevo a comer lechuga, beber agua y desplazarse con sus patitas entre deposiciones,  por esa jaula de mierda.

9 comentarios:

habie dijo...

grande rober

nineuk dijo...

Abrazo habie

Anónimo dijo...

Pues yo no camino entre deposiciones si no mas bien entre muertos que se creen vivos,pero supongo que la sensación debe ser parecida.

Firmado el raton.

nineuk dijo...

Es posible que ellos tengan la misma sensación...digo.

Joseba Etxebarria dijo...

Pues sí, como un anuncio de Coca-Cola.

https://www.youtube.com/watch?v=-01CqlGnhYw

Ondo izan.

PS. Y como tampoco es cuestión de deprimirse un sábado...
https://www.youtube.com/watch?v=XQMG8600Ai4

susana dijo...

Ufffff, eres bueno!

nineuk dijo...

Sin bromas, es muy fuerte, las cosas que sientes con Coca Cola...sensación de vivir...De depre nada. es desternillante...

nineuk dijo...

Gracias Susana. Tengo días ;-)

Anónimo dijo...

jajjaj que buenoooo!!!!
jim