jueves, 21 de mayo de 2015

VACÍO



Se vació y cayó rendido sobre aquel cuerpo desnudo entre el asco y el éxtasis. En realidad la había utilizado como un objeto sexual, como mero instrumento de placer, como depositaria de sus torpes instintos. Así que movido por ese remolino interior se apresuró a decir: "Te quiero".

2 comentarios:

Txuma Murugarren dijo...

Zer ona, Robert, eta zer gordina!

nineuk dijo...

BAi Txuma bizitza bera bezalakoa ez? ;-)