martes, 14 de octubre de 2008

RAMONCÍN


A Ramoncín le sacaron a cantazos del escenario de “Viñarock”. La noticia recorria e-mails con un tono de mofa ante el poder y victoria contra el mal. Ironías de la vida, hace muchos años, cuando aún tenía que combatir en mi casa para poder ver un concierto, presencié ya una escena calcada. Entonces Ramón era el “rey del pollo frito” y asustaba bienpensantes con sus actitudes proto-punks mesetarias. Se corrió la voz de que había que tirarle huevos en las actuaciones –que en eso consistía el punk para algunos- y el supuesto vallecano, fue recibido con tal lluvia en Bilbao ( pues) que no duró un minuto sobre el escenario. Desde que fuera preboste de la Sociedad General de Autores parece haberse convertido en enemigo público número uno, papel, que sospecho, en el fondo le pone. Me hace gracia la saña que demuestran con él, convertido en símbolo de las prácticas abusivas de la SGAE, mientras el resto de los grupos -la mayoría, sin duda- son también socios y ponen el cazo como señores. A este singular personaje lo hemos conocido también de Ramontxo el abertzale, de Ramón el felipìsta, de presentador de concursos, de tertuliano arrabalero, de escritor de diccionarios chelis, de estrella en Salsa Rosa, de actor cutre y hasta de lanzador de tiro con arco -no es broma-.. Si aquel Ramoncín que rompió en los últimos setenta se hubiera muerto de sobredosis tras su segundo elepé, ahora sería objeto de culto juvenil, ocuparía un lugar a la diestra de Eskorbuto, a la siniestra de Antonio Flores., El Ruta 66 y el Mondo Brutto le sacarían en portada, los discos-tributo se multiplicarían y a él los gusanos se lo habrían merendado en un santiamén. En aquel primer disco -gran disco, el único que me interesó, junto a alguna canción suelta posterior- ya lo avisó para quien quisiera oírlo: “No vais a oler mi aroma/ No vais a desfilar ante mi figura inmóvil / Sois mil años más viejos que yo / Tendréis que pudríros antes/ Y mientras lo estáis haciendo yo / Seguiré siendo / Marica de Terciopelo.

6 comentarios:

El Conde de MonteCristo dijo...

Hoy reivindicar a Ramoncín aunque sea el de su primer disco es peligroso, ten cuidado jeje.

Por cierto, que mucha gente sigue pensando que continúa en la SGAE y no es así. Lleva más de un año que salió de su junta directiva después de 20 años

Tenía muy buenas canciones y en sus directos llevaba una banda de puta madre. La versión Ramontxo el abertzale quedó plasmada en su disco en directo con el "Euskadi pakean utzi sazue" en mitad de "Forjas y acero" (canción sobre el cierre de la empresa del mismo nombre ubicada en Reinosa). Esos tiempos de reconversión industrial con Euskalduna como ejemplo en Bilbao.

Me gustaban bastantes canciones suyas como "La chica de la puerta 16" o "Como un susurro" aunque también tenía otras infumables. La que perdura en el imaginario popular es la mal llamada "Litros de alcochol", la versión vallecana al sexo, drogas y rock and roll "Hormigón, mujeres y alcochol".

pintxo dijo...

ese tío es un auténtico ...... (puntos suspensivos para evitar poner insultos en crudo). El tiempo pone a cada cual en su sitio, y aunque hubiera muerto de sobredosis en 1980 el árbol ya estaba torcido por dentro, la diferencia es que en aquella época aún no se notaba que lo que le gusta a este tío es arrimarse al sol que más calienta.

Lo de la SGAE tiene fácil explicación, si no estás dentro del sistema los royalties de los grupos se los chupan los vampiros de la SGAE a porcentaje, así tenemos a Ramoncín cobrando duros de eskorbuto, con lo cual cuando le vea en el infierno creo que lo primero que harían sería oxtiarlo.

Ya sé que es fácil ciscarse en este personajillo, y que incluso es hasta politicamente correcto, pero es que se lo ha ganado a pulso

Bruno Pekín dijo...

Y además fue un pionero de la rinoplastia.

pintxo dijo...

y tiene un pacto con el diablo, eso se dice, es que es malo malísimo

Anomiko dijo...

Platinozko sudurra...trailalalailalalai.
Ramontxu me da arkadax, pero confieso que me gustaba su canción "Putney Bridge".

Alfonso dijo...

Rompo una lanza por alguna obras que llevan la firma de Ramoncín. Los dos primeros lps, "Ramoncín y WC" y "Barriobajero" me volvieron majareta. Buenos temas, pero además cómo están tocados. Oid las guitarras y las bases de puro punk rock británico, con gente que sabía tocar, vive Dios. El menda se supo apoyar en gente competente, no cabe duda. A partir de ahí una carrera para las masas y la tv. Pero eso es a lo que aspira muchísima gente, hacerse famoso como sea y acosta de quien sea (si leéis el blog del guitarra de Saratoga veréis que reclama las primeras canciones como suyas). Lo verdaderamente sorprendente de este personaje es el gusto por caer antipático del que hace gala. otros, son igual de asquerosos, pero encima intentan disimular y caer bien. Por mí que se vuelva a operar las narices todas las veces que quiera. Y que se la pique un pollo. Al ajillo.