lunes, 27 de octubre de 2008

TXERRI ERRENAREN BATZARRA/ ASAMBLEA DEL CLUB DEL CERDO COJO


Reunidos en su sacrosanta sede fundacional, los miembros honorarios del Club del Cerdo Cojo, han aprobado por la unanimidad que confiere mi posición los siguientes puntos:
- El anagrama seguirá siendo el mismo. La moción para una posible substitución por la cerda con smoking, queda rechazada.
- Wendy O'Willians no será finalmente nombrada "miembro póstumo honorario", su calificación de "grulla que recurre a lo fácil" y alguna previa objección a sus pectorales así lo establecen. Tampoco la candidatura de Búmbury, con el sólo apoyo del Conde de Motecristo sale adelante.
- Se evitarán en adelante melosas y repelentes loas a ninguna entrada entre los miembros del club. El jabón para la ducha.
- Bruno Pekín rechaza la invitación general a firmar con su verdadero nombre, también queda en suspenso la invitación para que yo haga otro blog anónimo donde deposite toda la bilis que actualente acumulo para no meterme en jardines.
- Se insta a "Arde Bilbao" y a "El Código Samurai" a una mayor actividad blogera y a a Roberto se le obliga a leer de nuevo el último post de Arantza con análisis de texto incluido. Eso de "no he entendido ni papa" no es de recibo.
- Se sientan las bases para una posterior colaboración extrablogera entre miembros del Clan.
- Leo Basi se perfila como posible miembro honorario, aunque un sector objeta sus lamentables actuaciones televisivas y otro rechaza la época escatológica.
- En resumen: la vida sigue igual.
Tras el rito del paraguas final en la puerta, la reunión quedaba clausurada hasta nueva orden: CERDO COJO OINK!
CERDO COJO OINK!
CERDO COJO OINK OINK OINK!

7 comentarios:

Bruno Pekín dijo...

Suscribo el acta. Punto por punto. Solo me queda añadir que fuimos visitados (de nuevo) por el fantasma de Ceaucescu y que el pulpo sacrificado estaba (como siempre) de primera. ¡Oink¡.

El Conde de MonteCristo dijo...

Aportaciones al acta:
- un club que no se abre al exterior es un club conde-nao (jua jua) a la extinción o en su defecto a la endogamia más recalcitrante.

Por eso propongo que debe salir de su sede social de vez en cuando con escapadas puntuales. Actos culturales (a evitar Leo Bassi y similares), actividades al aire libre (no vale comprar el pan y el periódico) , conciertos, copashoss,etc.

Y lo de Bunbury me da que el quería la candidatura eres tú, lo que pasa que tu orgullo glam-punk-rockero no te deja reconocerlo. Que no te de palo, eso no es traicionarse (jeje)

Javier dijo...

Se que en Euskadi existen muchas sociedades, casi todas gastronomicas pensaba yo, pero veo que hay sociedades o clubs mucho mas interesantes, por lo menos de nombre, no quiero ni pensar cuales seran sus actividades con visitas fantasmales y sacrificio de seres venenosos.

Parafraseando a Groucho " jamas perteneceria a un club que me admitiese a mi o a Bunbury como socio " , bueno no se si la he dicho bien creo que era algo asi.

Un saludo desde el Rotary Club.

ROBERTO MOSO dijo...

Pues a tí te admitiríamos, pero al Bumbu no, que luego nos copia todo.

El Conde de MonteCristo dijo...

Así que ni una sola valoración a mis aportaciones y lo primero es meterse con Bunbu. Sé que estás en una lucha interior pero no temas, puedes decir abiertamente que te gusta el mañico, ya no eres adolescente y no hace falta que mantengas poses forzadas por aparentar. Todo esto desde el buen rollito y camaradería de un miembro del club y bla bla bla.

ROBERTO MOSO dijo...

Dios, qué perra te ha dao. ¡Yo no tengo la culpa de verle caaaaeeeeeerr!, pero vale, nada de discriminaciones. Ahora bien, como el próximo disco se titule "El Club del Cerdo Cojo", lo capo. por estas.

El Conde de MonteCristo dijo...

Ehhh, que yo no he sacado a la palestra a tu amigo. Me has provocaoooo.
Sería gracioso ese plagio que dices siendo él vegetariano. Yo me pondría a la cola también para caparlo.

(la palabra de verificación que me sale es pachi)