miércoles, 18 de noviembre de 2009

LORD BISHOP ROCKS

Lo tenía ahí, dando vueltas por el coche desde ni se sabe cuando. El típico disco promocional que llega a la radio y acaba en mi cajón porque nadie parece apreciarlo. La verdad es que tiene una portada cutrona donde las haya, con ese negrote de cara de malo "tocado" con una gorra de pòlicía con la cara del "Che". "Lord Bishop Rocks" se llama. Ni puta idea. No sé exactamente la razón, pero hay algo que me invitaba desde tiempo atrás a darle una oportunidad...un no-se-qué en la caída de ojos del negro, en sus uñas pintadas. en la manera de empuñar la guitarra y sobre todo...en esa habitación de reminiscencias "Cramps". Así que hoy ha sido el día. Volviendo de currar, tras un día cabroncete, venía escuchado voces politicamente interesadas celebrando lo del Alakrana y tras mover la rueda del dial,otras, los fachas de siempre, haciendo gala de su desprecio infinito hacia quienes consideran morralla (prefiero no recrearme en lo que he llegado a escuchar sobre los dos presos somalies porque acabo de cenar)y celebrando tambien todos esos argumentos que el asunto les ha dado para sacar al sargento chusquero que llevan dentro...Así que tocaba música y ¡Joder!, mira por donde ese disco me ha entrado como si un ángel me lo hubiera metido por la ranura del reproductor. Que bueno, joder, que bueno. Le pienso seguir la pìsta...(¡ha vuelto a ocurrir, aleluya!)

4 comentarios:

Bruno Pekín dijo...

Energía. Mola.
Perfecta para escuchar en el coche, sí.
Es como si el Hendrix se pusiera al frente de los Rage Against The Machine.
Esta canción además tiene la ventaja de respetar la gran verdad de que "no hay una sola canción realmente buena que pase de los dos minutos y veinte segundos".
Amén.

Alfonso dijo...

Muy bien, buen descubrimiento. Aunque no son novedad ya, yo tengo mis esperanzas depositadas en estos chavalotes, que comparto con vosotros porque por alguna parte se rozan con estos negratas:

Your love belongs under a rock

Code of the road

Roberto Moso dijo...

Sí que hay roce, sí, sobre todo los segundos. Tomando nota. ¡Y que viva el cambio de cromos!

habie dijo...

buah chaval! como estáis de vitamínicos