jueves, 19 de enero de 2012

JORGE CAFRUNE


Este sábado, a las cuatro de la tarde dedicamos nuestro programa "Aquí Macondo" a una figura excepcional en la historia de la música latinoamericana: Largas barbotas, enorme humanidad, sombrero de ala ancha, talento para componer, para cantar, para encantar...
El argentino Jorge Cafrune, será nuestro invitado estelar. Un hombre con un legado impresionante, que supo hacerse querer allá donde fue y cuyas canciones siguen sonando vivas y cercanas como suele ocurrir con los auténticos clásicos. Hay mucha miga en la historia y en la discografía de Jorge Cafrune y nosotros vamos a intentar desmigarla, una buena parte de ella al menos.
Jorge Cafrune nació en la finca "La Matilde" de El Sunchal, Perico del Carmen, en la región de Jujuy. A los diecisiete años tuvo su primera guitarra, que aprendió a tocar con músicos locales. Luego se trasladó con toda su familia a Salta , y allí conoció a los músicos de su primera formación "Las Voces de Huayra". Con este conjunto grabó en 1957 su primer disco.

En esa época fueron descubiertos por otro gran músico y compositor: Ariel Ramírez .
Tras la formación de un segundo grupo  "Los Cantores del Alba, Cafrune continua su camino en solitario En 1962 regresa a Buenos Aires  y contacta a Jaime Dávalos , que tenía un programa de televisión.

Más tarde consigue colarse en el cartel del Festival Folclórico de Cosquín, que tiene una importacia capital en el mundo de la música latinoamericana. Su actuación consigue muy buena respuesta y como consecuencia estuvo varios años seguidos.En 1965, sin conocimiento de la organización presentó a una cantante tucumana llamada Mercedes Sosa. En 1967 Jorge Cafrune presenta la gira "De a caballo por mi Patria". En esta gira recorrió el país al estilo de los viejos gauchos, llevando su arte y su mensaje a todos los rincones del país.

Al finalizar la gira, Cafrune fue convocado para integrar unas comitivas artísticas argentinas que visitaron los Estados Unidos y España. El impacto en la península Ibérica fue fabuloso, y Cafrune llegó a radicarse por aquí durante años, formando familia con Lourdes López Garzón. Tuvo una hija, Yamila Cafrune, que hoy es una reconocida cantante folclórica. Muchos recordarán todavía la época en la que Jorge Cafrune salía mucho por televisión en programas como el de Jose María Iñigo, o Tico Medina.

Cafrune retornó a la Argentina  en 1977, cuando falleció su padre. Eran tiempos difíciles para el país, ya que el gobierno estaba en manos de la dictadura militar de Jorge Rafael Videla .

A diferencia de otros artistas comprometidos, que se exiliaron cuando comenzaron las amenazas y las prohibiciones, Cafrune decidió quedarse y seguir haciendo lo que mejor sabía hacer: cantar y opinar cantando y haciendo.

En el festival de Cosquín de enero de 1978 cuando su público le pidió una canción que estaba prohibida, Zamba de mi esperanza , Jorge Cafrune tocó el tema argumentando que "aunque no está en el repertorio autorizado, si mi pueblo me la pide, la voy a cantar".
Según testimonios que se consignan en el Nunca más, eso ya fue demasiado para los militares, y en un campo de concentración de Córdoba ,el Teniente Coronel Carlos Enrique Villanueva opinó que “había que matarlo para prevenir a los otros”. 

La madrugada del 31 de enero de 1978, cuando marchaba a caballo rumbo a Yapeyú para
depositar un cofre con tierra de Bolougne Sur Mer en homenaje al general Jose de San Martín,
Cafrune fue atropellado por una camioneta. Quedó demasiadas horas tirado en la ruta con las
costillas incrustadas en los pulmones y al día siguiente falleció.


La camioneta y a su conductor se dieron a la fuga.Por entonces Yamila, la hija mayor del legendario creador de Zamba de mi esperanza, tenía 12 años. A los 18 decidiría seguir la carrera de abogacía.

 “Siempre sostuve la idea –declaró su hija- de que es posible hacer justicia hablando con la verdad, pero desde que pasó lo de mi papi supe lo que es empezar por casa”, dice Yamila. “Hasta el ‘83 fue imposible averiguar nada. Ese año empecé la facultad, y con mi madre y mis hermanas intentamos por todos los medios encontrar algún otro dato. Pero la investigación llegó a un punto muerto”.


Sin embargo, dijo Yamila, hay numerosas conjeturas posibles. “Que detrás del accidente estuvo Gendarmería, o la Triple A. Es sabido que López Rega dijo que Cafrune era más peligroso con una guitarra que un ejército con armas. Es sabido que sus discos estaban prohibidos: En Radio Nacional de Córdoba guardan un disco que tiene los temas que no podían pasarse tachados con birome en la tapa y rayados con un clavo adentro. Entre ellos estaba Zamba de mi esperanza. ¿Sabés cuál era la palabra prohibida...? Era la palabra "esperanza”.


Hay otros datos, que involucran nombres que Yamila ha preferido no retener en la memoria. Graciela Geuna, sobreviviente del campo clandestino de concentración La Perla, es la que declaró haber escuchado cómo el por entonces teniente primero Carlos Enrique Villanueva dispuso en ese lugar la muerte de Cadrune, después de que éste cantara en Cosquín una zamba “no autorizada”. “Esto no deja de ser una conjetura, algo que alguien dice que escuchó”-apuntaba  Camila-  “Nosotros preferimos creer que fue un accidente. Llegó un punto en que priorizamos nuestra salud mental. La decisión de la familia es llegar hasta acá”, resume.

"Zamba de mi esperanza",  es una canción escrita por Luis Profili, en la década de 1950 -registrada con el seudónimo de Luis Morales en 1964-, y difundida inicialmente por Jorge Cafrune, quien la volvió famosa, nacional e internacionalmente.

El tema también es asociado con Los Chalchaleros, quienes lo incorporaron a su repertorio permanente desde 1965. 

Cafrune presentó la canción en el programa La Hora de Raffaella Carrá transmitido por la Televisión Española, en 1976, cuando la canción ya había sido prohibida en la Argentina por la dictadura instalada ese año. Esta actuación de Cafrune le abrió las puertas del éxito en España e instaló a "Zamba de mi esperanza", como uno de los grandes temas del cancionero hispanoamericano.
También registró una versión de la canción con Marito, ese niño con el que grabó dos álbumes que gozaron de amplia difusión en todos los países de habla hispana. . Existe también una gran controversia, que puede comprobarse en la red, sobre si la canción “Nicaragua Nicaraguita” de Carlos mejía Godoy es en realidad un plagio de Zamba de Mi esperanza. Las similitudes son evidentes, pero no existe una sentencia en firme al respecto.Marito, el niño que acompañó a Cafrune durante dos años y con el que grabó un hermoso y recorado disco, era el nombre artístico de Mario Guillermo Perrotta. A día de hoy vive en Quilmes (prov. de Buenos Aires), y tiene 51 años. Es padre de dos hijas.

Jorge Cafrune contacta por primera vez, en 1970, con Marito en el Festival del Canto Argentino de Balcarce, aunque ya lo había escuchado anteriormente en Buenos Aires en las audiciones de Miguelito Franco, y le gustaba. En este Festival lo presenta y canta Marito. Aquí se producen las primeras conversaciones con sus padres.

En octubre de 1971, actuando en Asunción (Paraguay), Cafrune fue llamado por empresarios de Formosa  (Ahora Taiwan) para armar un espectáculo con figuras de primer orden y presentarse durante los días 11 y 12 en aquellos lares.
Jorge Cafrune se acordó de Marito, lo mandó llamar y formaron una embajada artística en la que estaban, además de Jorge, “Cacho” Lombardi, Los Maceros Santiagueños, Hugo Jiménez (el bailarín) y Marito. Y ahí, en los ensayos, en las guitarreadas de los hoteles con Marito, fue naciendo la idea del dúo.
Y una tarde, en un hotel de Formosa (Taiwan) , mientras estaban ensayando, cada uno por su lado, Jorge le llamó y le propone cantar juntos “Virgen India”, cuya letra tenía Jorge. Les gustó el resultado y pasaron a cantarlo juntos al final de cada actuación.
El tema gustó a la gente. En ese momento Marito tenía 11 años, pero ya había empezado a estudiar canto y guitarra desde los 7 u 8 años. Luego cantarían otros temas, empezaron a hacer actuaciones juntos y luego vendría el primer disco…
En 1972 Jorge quiso presentar a Marito, que tenía 12 años, en Cosquín, pero los organizadores no se lo permitieron. Por esa razón “el Turco” (como llamaban a Cafrune por el origen árabe de su familia)  guardó su guitarra y le dijo al público que no volvería a cantar en ese escenario. No volvería a hacerlo hasta 1978, días antes de su muerte. Quienes querían escucharlo asistían a la Peña que Jorge instalaba en Cosquín en el verano.
Su relación duró un par de años solamente, hasta 1974. Según la misma familia de Cafrune, se presentó un problema o malentendido. Al parecer, durante una gira por España, Marito empezó a andar mal de la voz. Cafrune preocupado, lo hizo ver por especialistas y le recomendaron que Marito dejara de cantar por un tiempo; estaba en esos momentos en que los chicos cambian de voz y mejor era no forzarla.

Los padres de Marito se enojaron por esto que no aceptaron, pensando que eran excusas de Jorge y lo hicieron cantar solista por algún tiempo.Marito no continúa cantando profesionalmente.

La vida y las canciones de Jorge Cafrune  protagonistas del “Aquí Macondo” del sábado 21 a las 4 de la tarde en Radio Euskadi. Puedes escucharlo clickando en el icono de la derecha.
A mí me gustan muchas canciones de este bardo. Pero si he de quedarme con una me quedo con esta canción de amor tan creíble: “No Quier Ver El Sol”:  “Ay , que amor tan grande el de los dos/ que hasta la luz palideció / Cuando su boca me besó”  


4 comentarios:

Txolarte dijo...

¡Esto es una biografía!.
Te cuento un secreto. Cuando pongo a Cafrune y Marito, me llaman de todo.

nineuk dijo...

Ja ja ja, No me extraña, son un blanco fácil. Secreto por secreto: Se me erizan hasta los pelos de los huevos con "no quiero ver el sol"

Edi dijo...

Fantástico Roberto y Cristina el programa de Jorge Cafrune. Al principio habeis comentado que actuó en Bilbao en el Arriaga. Es posible, pero yo le vi en el antiguo Parque de Atracciones de Artxanda en aquel fabuloso anfiteatro. Me llevó mi aita y me acuerdo sobre todo de cuando presentó "el mejor poema de un poeta español" VIENTOS DEL PUEBLO de Miguel Hernandez. El sábado al oirlo me acordé de mi aita. SOIS LOS MEJORES.

nineuk dijo...

La palabreja está muy manida, pero si alguien merece ser denominado "entrañable" es este hombre, que funcionó siempre de acuerdo a su conciencia. Cantaba a Miguel Hernandez en pleno franquismo y cuando lo tuvo a huevo para apuntarse a la dolce vita de la transición cantautora se volvió a Argentina justo cuando todos los demas salían espantados. Su imagen malherido en una cuneta remota tras ese sospechoso "accidente" es elocuente de cojones.