domingo, 23 de marzo de 2008

POZOS DE AMBICIÓN


Director: Paul Thomas Anderson. Guión: Paul Thomas Anderson. Reparto: Daniel Day-Lewis, Paul Dano, Ciarán Hinds, Kevin J. O'Connor, Russell Harvard.
Amigo lector. Esta película, titulada originalmente "There will be blood" (Aquí habrá sangre) se te aparecerá en todas las críticas inflada de estrellas, no habrá adjetivos suficientes para ponderarla y además, tiene no se cuantos oscars. Pues bien, este humilde espectador acabó agotado de ver, durante más de dos horas las tribulaciones de un tipo duro, luchador, ambicioso y amargado que se chupa todos los planos (su interpretación es convincente a la par que cargante). A parte de eso el guión es plano hasta la simpleza y realmente con la primera media hora ya te sabes todo. Cuando se encendieron las luces de la sala, un espectador gritó: "¡que paliza!" (la vi en Logroño) y francamente, las risitas que le siguieron, lo dicen todo. No tengo suerte con mis elecciones cinematográficas últimamente. A mí también me pareció un turre. Acabas de petróleo y de descampados áridos hasta la coronilla. La película desaparece (con alivio) según llega el ansiado The End. Para mí, prescindible por completo. Es una opinión

5 comentarios:

habie dijo...

A mi me pasó algo parecido, solo que como voy muy poco al cine esos paisajes preindustriales me sirvieron de refugio cuando sentía que el guión no me acababa de convencer. Está bien el retrato de la especie humana imperante, y quizá no sea casualidad el tema, ahora que dicen que se nos está acabando el petróleo. En fin, un truño muy bien producido, aquí y en Logroño.

El Conde de MonteCristo dijo...

Y eso que dicen que Daniel Day-Lewis es muy cuidadoso seleccionando sus proyectos. Como para fiarte de todo lo que dicen...

saludos,
El Conde

ROBERTO MOSO dijo...

De todas formas, la pregunta es:
¿nadie se atreve a decir nada malo de una película oscarizada? . El daniel elligió de puta madre: una película para lucirse él solo durante horas, por no tener no tiene ni "chica".

Bruno Pekín dijo...

¡Malditos canallas¡ Tú tranquilo, Moso, me voy a ocupar personalmente de que esos truhanes te devuelvan íntegro el importe de la entrada.

ROBERTO MOSO dijo...

Bien Bruno, bien, ya sabía yo como materializarte de nuevo.