viernes, 26 de diciembre de 2008

SAN JOSÉ


Ni mas ni menos que Dios les había elegido a él y a su bella esposa María como padres de su hijo. José es un hombre de suerte. Está casado con una de las mujeres más célebres del mundo, una mujer con la virginidad intacta... su santidad está garantizada. Hasta el uno de mayo será para los católicos el día de “San José Obrero”. Un simple carpintero como él nunca podría aspirar a semejantes privilegios. Ahora le felicitan todos, pastorcillos, príncipes y hasta reyes de oriente. Eso sí, nadie se atreve a comentar nada sobre posibles parecidos y en cambio parece detectar un exceso de risitas incontenibles.
San José, el hombre elegido por la voluntad de Dios como padre putativo de Jesús, es un ser afortunado. Sin embargo, sin saber muy bien el porqué, se está poniendo de mala hostia.

4 comentarios:

El Conde de MonteCristo dijo...

Podrías publicar también el relato de la nariz de payaso?

susana dijo...

Con la nariz de payaso recuerdo un articulo que lei este verano sobre un tal payaso Corbata,argentino,que de dia trabaja en fiestas infantiles según él usando todas sus herramientas para ahuyentar el fantasma de la tristeza y alegrar el alma de los niños.De noche trabaja en una funeraria,traje y corbata, atendiendo a las familias,les da café,les hace compañía,curioso....
Por cierto Moso, en otros blogs son más tocapelotas que escribiendo seguido.

Roberto Moso dijo...

Pues ya estás pasando direcciones. A ver que tal las tocan...

Roberto Moso dijo...

El de la nariz de payaso ¿te gustó?...me alegro. El lunes lo publico.