miércoles, 18 de marzo de 2009

RAMITO


Era feliz en su matrimonio , aunque su marido era el mismo demonio.
Tenía el hombre un poco de mal genio y ella se quejaba de que nunca fue tierno.
Desde hace ya más de tres años recibe cartas de un extraño. Cartas llenas de poesía que le han devuelto la alegría.
El final de historia salió en la página de sucesos.
La vida no tiene finales felices. Y si no que se lo pregunten a Cecilia.

9 comentarios:

susana dijo...

Las cartas llenas de poesía eran del marido que nunca fué tierno...
Moso estás pesimista hoy?
Pues yo hoy necesito ver las cosas con final feliz y te aseguro que lo intento...



Palabra a verificar:"sperambo",es mi dia,ja.

Roberto Moso dijo...

1: Es cierto, parece que me hueles. Tengo un día cabrón.
2: Ess pura ficción. La vida está llena de finales felices y de vecinas encantadoras que acaban siendo amigas. Faltaría más!!

Helua dijo...

uyssss.. Roberto, tampoco mientas tanto!!

Juli Gan dijo...

Hay canciones que siempre me han dado mal rollo. Esta de Cecilia, desde luego. ¿Era esta mujer una cínica que era feliz con un tío que pasaba de ella? ¿Se atrevería a ponerle una cita al extraño de las flores del 9 de noviembre? ¿Y qué clase de tío se dedica a mandarle notitas a su legítima haciendo como que es otro? Esta canción y la de la explotación infantil (Así planchaba, así, así) me desasosegaban en mi infancia.

susana dijo...

Juli Gan,no es una cínica es la típica víctima enganchada a su maltratador,ahora se dice más claro.

Roberto Moso dijo...

Yo tengo muy vivo el recuerdo de la primera vez que la escuché. Estaba enfermo, con la radio debajo de la almohada y he de decir que me encantó (también recuerdo que Carlos Arco la pinchó entre frases admiradas) . Yo creo que habla de la impotencia de muchos hombres a la hora de expresar el amor y en cualquier caso es un retrato matrimonial algo deprimente pero muy tierno...siempre y cuando no lo cante Manzanita, entonces da miedo.
Susana: la vida no tiene finales felices porque no es acotable. Final solo hay uno, no como en el cine. Pero tiene buenas noticias, por supuesto y momentos de felicidad que nos esperan ahí mismo, ¡no seamos cenizos!

Javier dijo...

Las cartas de poesia serian de algun amante que es mas tierno que el marido.

Por cierto si alguno estais por Logroño hoy estare poniendo musica ochentera y noventera en el bar La Cupula y a partir de las 3 de la mañana en la discoteca Moon. Algo de Zarama caera. :)

Artemisa dijo...

Hablando del final de Cecilia... Mantengo una teoría según la cual a Cecilia y a Nino Bravo se los cargó el régimen. Ambos murieron en sendos accidentes automovilísticos bastante extraños.
Era demasiado "Libre" del Nino y mucha dama de alta cuna y de baja cama para el momento.

Roberto Moso dijo...

Pues algo de eso debió de pasar con Jorge Cafrune...