martes, 28 de abril de 2009

MUSICA TORTURANTE


Con los nuevos aires que soplan en la sede de nuestro gobierno, es decir –no nos vamos a engañar- en la Casa Blanca, vamos sabiendo cada vez más cosas sobre los horrores de Guantánamo. La última perla que nos hemos encontrado es una lista con las canciones que usan los militares estadounidenses para torturar a los prisioneros en Irak y Guantánamo. La lista ha aparecido en la revista Mother Jones, una publicación estadounidense de tendencia “progresista”. Según este trabajo las usan para privar de sueño, prolongar el shock que sienten al ser capturados, desorientarles o para que el volumen disimule los gritos.
Entre los tema “preferidos” para estos fines hay canciones de AC/DC, , de Metallica y Eminem. Alguien dirá “Normal, esos gritones del RAP y de Heavy...” pero mira por donde, también Christina Aguilera, los Bee Gees o Bruce Springsteen se encuentran entre los elegidos. La lista se hizo en base de analizar interrogatorios y confesiones hechas por soldados y prisioneros. En éste artículo se demuestra que los militares usaban para torturar incluso música de maullidos de gatos de un popular.
Cuando supieron para qué usaban sus canciones, algunos artistas decidieron protestar. “Rage against the machine”, por ejemplo, escribió formalmente al Pentágono pidiendo que no volvieran a utilizar sus composiciones para “estos menesteres”. Moléstate en hacer un grupo de textos revolucionarios, solidarios, políticamente correctos, transgresores... y resulta que los marines consideran que para torturar prisioneros lo ideal es tu música.
Aun más pasmoso es lo del grupo Metállica, que según se afirma en el mismo artículo de la revista , se mostraron encantados de que su música se usara ,cita textual, para asustar y para combatir el terrorismo.Cuando estos sonidos o incluso canciones pop como el “Dirty” de Christina Aguilera o el “American Pie” de Don McLean se repiten constantemente y a un volumen muy alto al parecer pueden ser un gran arma de debilitamiento psicológico.
Uno puede creer que lo normal sería poner para estos fines música de Georgie Dawn, o de Bisbal o de ZARAMA, pero mira por donde, estos de la CIA han llegado a la conclusión de que el American Pie de Doug Mclean o el Dirty de Christina Aguilera, a gran volumen son un arma de debilitamiento psicológico.
Pero no todo queda en Guantánamo. Hay otros momentos de la historia en los que la música se ha utilizado para torturar, para acosar psicológicamente o incluso en plena guerra, como ocurría en Apocalipsis Now con las Walkirias de Wagner a todo volumen mientras bombardeaban Shaigon. Hagamos memoria.
Las autoridades de Rockdale, al sur de Sydney, en Australia comenzaron a difundir a altísimo volumen los éxitos de Barry Manilow, para de esta manera espantar a las parejas que las noches de fin de semana se reunían en un parque protegido ofreciendo espectáculos eróticos improvisados a los sorprendidos visitantes

“Barry es nuestra arma secreta", dijo al periódico The Daily Telegraph el alcalde Bill Saravinovski, cuatro semanas después de comenzar con los "ataques". "Y parece estar funcionando", explicó. En aquella operación también se usó repetidamente el “Que Será Será” de Doris Day.
En 1989, los soldados estadounidenses bombardearon con hard rock y noticias la embajada del Vaticano en la Ciudad de Panamá, en un intento por atrapar al General Manuel Noriega. El Vaticano itercedió y las tropas cesaron con la música. Noriega terminó por rendirse.

En aquella ocasión se usaron varios temas, uno de los más repetidos e insistentes fue este Never Gonna Give You Up (nunca te voy a dejar) de Rick Asley. Obviamente, la operación fue un éxito
En 1993 la pequeña localidad estadounidense de Waco fue noticia por un enfrentamiento entre agentes federales y miembros de la secta religiosa de los davidianos que concluyó con un incendio que destruyó su centro y mató a más de setenta de sus miembros, que permanecían encerrados y asediados por las fuerzas de la ley desde hacía más de cincuenta días.
El asalto a la granja de la secta de los davidianos, es, según se dice, "la mayor masacre de civiles estadounidenses a manos de su propio gobierno desde la matanza de indios en Wounded Knee ocurrida en 1890".

Estas personas fueron asediadas durante 51 días, en los que fueron hostigados las 24 horas con ensordecedoras grabaciones de chillidos de cerdos en un matadero y la canción de Nancy Sinatra “These Boots Are Made For Walking”.

12 comentarios:

Julián dijo...

La verdad es que el tema da bastante rabia y da para pocas bromas, pero me ha descojonado al chorrada esa de meter a Zarama junto con Bisbal. No, joder, eso no.

Barry White, con su voz de ultratumba y canciones de amor, sí que me lo imagino yo sonando en esos ambientes.

PD: ¿Qué cojones les pasa a los Metallica? seguramente no se lo habrán explicado bien.

El Conde de MonteCristo dijo...

Ja, has metido a Zarama para que entremos y digamos noooo, a Zarama nooooo, que son guayssss.....la típica inmodestia falsa. Pues te vas a joder, pero la más torturante es la de Zarama. Encima les pondrían Agur Ben Hur, para tocarles más los cojones a los pobres presos.

habie dijo...

No me sorprende, ya se dan casos en los mundos de paz en que se utilizan músicas de iconos contraculturales para vender coches o anunciar las rebajas, asi que en el mundo del todo vale y por mis cohones, pues eso. Por otra parte seguro que es la música que les gusta a las "personas" que realizan esas labores y seguro que la cadena de mando dirá: son chiquilladas, o si están a gusto así y rinden más pues mejor. También he oído que las drogas corren sin control en esos siniestros saraos.
En el fondo estas músicas son la expresión de una cultura que en este caso se impone sobre otra, asi que no es extraño que se utilice de estandarte.

Ioannes Xabier dijo...

Hemos llegado a un grado de intersubjetividad, de convergencia.. Independientemente hemos tratado dos temas que convergen... en mi caso "Muzak"¿ Por cierto en España que música torturante pondrían???¿ El Fary? ¿ Isabel Pantoja? Noooo! El torito bravo sube la moral!!!!... Sin lugar a dudas Pakito Txokolatero!!!!!

Noemí Pastor dijo...

Creo recordar que también lo hicieron en el asedio de Waco. Por si alguien quiere orturarme a mí, doy pistas: José Luis Perales.

Roberto Moso dijo...

Noemí, castigada contra la pared, ¡no te has leido el artículo entero!. Je je je

Roberto Moso dijo...

Y el conde de Montecristo tambien castigado: Si tengo "inmodestia falsa" tengo "modestia auténtica"
lo cual no casa con el resto del mensaje...me estais dando un diaaaa.

El Conde de MonteCristo dijo...

Sólo era pa tocarte un poco los huevos...muy pero que muyyyy metafóricamente hablando claro.

Noemí Pastor dijo...

Sglupps. M'as pillao. Me había quedado en Rick Asley.

Dani dijo...

Perdón por el retraso,
hace meses escribí sobre este tema. lo que más me molesta es que algunos grupos se muestren orgullosos de que su música sea empleada como arma de tortura.

Podían usar programas de radio, no?
http://www.metalbitacora.com/2008/05/heavy-metal-como-arma-de-tortura.html

Alfonso dijo...

Aunque hay que reconocer que cualquier cosa en exceso puede tocar los cojones a mí Paquito el Chocolatero me gusta. Creo que podría oirla durante días sin sufrir secuelas. Lo de los chillidos de cerdo sí que tiene que aflojar los esfínteres…

pintxo dijo...

bufff vaya tema tan jodido, la tortura es la peor expresión de las acciones atribuibles al ser humano, y que encima empleen la música como medio para ello! parece que los responsables de los informes que justificaban estas maniobras en USA quedarán limpios, más allá de sus sucias conciencias. Con el todo por la patria (y por la pasta) limpiamos cualquier vocecilla (aunque te torture su volumen)